Vacunación 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
"Pero un día llegó el Doctorrrr / manejando un cuatrimotorrrr / ¿Y saben lo que pasó? / ¿No? / Todas las brujerías / del brujito de Gulubú / se curaron con la vacú / la vacuna / luna, luna, lu.   La canción de la vacuna."

María Elena Walsh 

Por diferentes razones, la mayoría de las personas (particularmente, los mayores de 65 años y aquellos que, independientemente de la edad, tienen alguna Enfermedad Crónica (diabetes, enfermedad cardiovascular, cáncer, EPOC -Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica-, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal), tienen su “foco de preocupación” en la infección por el virus SARS Cov-2 y sus consecuencias y en poder ser vacunados en forma completa. ¡¡¡No es equivocado, PERO ES INSUFICIENTE!!!

También deben vacunarse contra la gripe y contra la neumonía por neumococo (una bacteria que también puede producir otras infecciones). ¿Por qué estamos insistiendo con esta recomendación? Porque estas vacunas disminuyen marcadamente (en medicina no “debemos” hablar de siempre o nunca porque no es una ciencia matemática) el riesgo de muerte y de sufrir complicaciones serias (neumonías que necesitan internación y, a veces, ser intubados y ventilados con un respirador, infarto agudo de miocardio, accidente cerebro-vascular, descompensaciones de insuficiencias cardíacas o renales, problemas para controlar adecuadamente la diabetes).

Las vacunas que deben recibir son: la vacuna para la gripe (una sola dosis), que debe repetirse todos los años porque los distintos tipos de virus que contiene cambian año tras año y las vacunas (son 2) para la neumonía por neumococo que deben ser aplicadas con un año de diferencia: primero, la vacuna conjugada 13 valente y al año, la vacuna polisacárida 23 valente. Los años que deban vacunarse con ambas vacunas (antigripal y anitneumocócica) pueden hacerlo en el mismo día pero en brazos diferentes.

Ambas vacunas están en el calendario de vacunación obligatoria y las personas de riesgo pueden recibirlas gratuitamente. Sin embargo, sólo el 50% de los “candidatos” reciben la vacuna antigripal y sólo el 25% reciben la vacuna antineumocócica.

¿Será obra del brujito de Gulubú? ¿Debiéramos llamar al Doctorrr?

Otras noticias de tu interés

Suscribite al Newsletter

Se parte de nuestra lista y recibí todas las noticias en tu casilla de correo.