Conocé la segunda letra. P de Persuasión

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

¿Querés que tu enfermedad crónica esté correctamente tratada?

Decía Platón que “la civilización es la victoria de la persuasión sobre la fuerza”. En el contexto de las Enfermedades Crónicas, debiéramos parafrasearlo de la siguiente manera: “la persuasión permite la victoria de la convivencia sobre el rechazo”

Los desafíos que tiene por delante un paciente con una Enfermedad Crónica son varios y demandantes. Tiene que “asimilar” que tiene una Enfermedad Crónica y luego aprender a “vivir con ella”. Tiene que tomar medicación y cambiar hábitos de vida (dieta, actividad física, bajar de peso, no fumar, etc) de por vida.

Todos estos cambios debe llevarlos a su entorno más estrecho (convivientes, amistades) y a su entorno más amplio (laboral, vínculos sociales). Del primero, es esperable que tenga más colaboración; respecto del segundo, el paciente es quien deberá hacer mayor parte de los esfuerzos (por ejemplo: no fumar estando con el “grupo de fumadores” con los que antes compartía).

Además, tiene que hacer visitas periódicas a su médico (eventualmente, a otros médicos también) y hacer los estudios que le indiquen. Estos son algunos de los desafíos que debe afrontar “nuestro paciente”; NO es un panorama sencillo.  Entonces, ¿cuál de los 2 caminos será más efectivo para lograr enfrentar todos los desafíos y “salir adelante”: el miedo o la persuasión?

Recordemos que, frente a una situación desconocida, el ser humano elige entre 2 reacciones: atracción o rechazo (huida). Ante esta situación desconocida (una Enfermedad Crónica), la reacción espontánea será el rechazo (lo cual no es lo más conveniente, ya que lleva a la negación de la Enfermedad Crónica y todas las consecuencias que le siguen). Por tanto, hay “moldear” el rechazo mediante la escucha activa y la comunicación empática con el paciente; esto, en general lleva tiempo, esfuerzo y persuasión. El miedo sólo conduce a la exacerbación del rechazo (huida) y esto, a su vez, a más complicaciones y peor pronóstico.

Otras noticias de tu interés

Suscribite al Newsletter

Se parte de nuestra lista y recibí todas las noticias en tu casilla de correo.