La creación de un arquetipo – El “NO FENÓMENO” de las Enfermedades Crónicas en Argentina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

“El arquetipo carece de forma en sí mismo, pero actúa como un principio organizador sobre las cosas que vemos o hacemos”.

Carl G. Jung.  Arquetipos e Inconsciente Colectivo.

En las publicaciones previas, hemos expuesto datos e información que brindan con creces la justificación para que la problemática de las Enfermedades Crónicas esté “en el radar” de los actores de la salud y de la población en general. Decíamos en la primera publicación de esta serie: “la manifestación (problemática sanitaria de las Enfermedades Crónicas) no ha sido percibida debidamente por el sujeto (la comunidad toda) y, por ende, no existe la irrupción de tal manifestación en la conciencia del sujeto (el fenómeno y de allí, el concepto del “NO-Fenómeno” que forma parte del título de esta serie de publicaciones).

¿Cómo pasamos del “NO-Fenómeno” al “Fenómeno”?. Desde el punto de vista teórico, nos pareció apropiada la aplicación del concepto de arquetipos, creado por Carl Jung (médico psiquiatra que desarrolló el concepto del inconsciente colectivo -un conjunto de recuerdos e ideas, que se agrupan en los diferentes arquetipos-). Los arquetipos se van alimentando de las experiencias vividas, los sueños, entre otros y van modelando la personalidad y la conducta del individuo y de la sociedad. Abonando el componente colectivo o social, Erich Fromm (filósofo y psicoanalista) plantea en su libro “El miedo a la libertad” la importancia del carácter social (un conjunto de rasgos comunes a los miembros de una sociedad) y, citando textualmente un párrafo, dice del carácter social: “produce una acción generadora de ideas con una fuerza poderosa, que pueden ser llevadas a cabo en la medida que satisfagan las necesidades de dicha sociedad”. Tomando en cuenta estos 2 conceptos (inconsciente colectivo y carácter social), es claro que el arquetipo “Fenómeno de las Enfermedades Crónicas” no está incorporado en el inconsciente colectivo de la sociedad argentina y, por ende, es extremadamente difícil que se generen fuerzas poderosas orientadas en ese sentido.

En la práctica, ¿cómo generamos el arquetipo “Fenómeno de las Enfermedades Crónicas”? Revisando bibliografía, en el sitio web www.branzai.com proponen una metodología para generar una marca que se basa en la utilización de los arquetipos. Nos pareció muy interesante la propuesta, ya que una marca es una forma de “corporizar un concepto” y este proceso se apoya en los arquetipos de Jung. Entonces, seguimos los pasos para generar la marca “Fenómeno de las Enfermedades Crónicas”. La primera etapa es elegir un verbo que represente el principal valor frente a los demás; el verbo seleccionado fue TRANSFORMAR (las Enfermedades Crónicas no sólo le transforman la vida al paciente, sino que esto tiene también repercusión sobre otras áreas: las emociones de ese paciente, actúa sobre su núcleo cercano, la productividad -propia y/o de su núcleo cercano-, la demanda de recursos de salud, la calidad de vida). El próximo paso es identificar qué arquetipo representa mejor a dicho verbo; nuestra opción (basada en los 12 arquetipos “clásicos”) fue el de GOBERNANTE (que se caracteriza por establecer normas y marcar caminos; cada Enfermedad Crónica tiene una determinada evolución natural -el camino de las Enfermedades Crónicas- y, habitualmente, se puede intervenir más sobre los tiempos-postergando / reduciendo la aparición de sus complicaciones y mejorando la calidad de vida- que sobre los rumbos).

El tercer paso que propone este grupo es identificar un arquetipo secundario, que de alguna manera “refine” la propuesta del arquetipo primario (seleccionado en el paso previo); nuestra elección fue el CREADOR (que construye segmentos de nuestra realidad; las Enfermedades Crónicas construyen nuevos escenarios en la vida de los pacientes que las presentan -cambios en el estilo de vida, medicaciones, potenciales restricciones laborales, requerimiento de soporte del entorno cercano- y que configuran una “nueva realidad”). Finalmente, el cuarto paso es definir qué relación pretendemos que tenga la marca (arquetipo) con la sociedad toda (la “audiencia”); en este punto, seleccionamos MATRIMONIO (las Enfermedades Crónicas se controlan, pero no se curan; por ende, el paciente “convivirá” con la Enfermedad Crónica, estableciendo un vínculo a largo plazo. Esto tiene implicancias prácticas: el tratamiento a largo plazo, la presencia de efectos adversos, la aparición de complicaciones, la pérdida de autonomía, entre otros).

Las Enfermedades Crónicas producen transformaciones en múltiples áreas de manera simultánea (las vivencias del paciente, el grado de aceptación de su enfermedad, el tratamiento, la provisión de recursos por parte del sistema de salud, su autonomía, etc.) y requieren URGENTEMENTE el desarrollo del arquetipo “Fenómeno de las Enfermedades Crónicas”; ya hemos mostrado que este Fenómeno está entre nosotros hace bastante tiempo y tiende a tener mayor impacto en el futuro cercano (5-10 años). Si nosotros no somos capaces de generar este arquetipo, la realidad lo hará por nosotros (pero de una manera más “dolorosa”) ….

La diversidad enriquece; ¿intercambiamos ideas? Nos encantaría escucharte.

Otras noticias de tu interés